En esta época de verano en la que las temperaturas rozan las cotas más altas del año, puede que meterse en el coche se convierta en un suplicio, por eso tenemos que evitar que entre el mínimo calor posible en nuestros vehículos. Nos dicen algunos estudios que los  vehículos estacionados al sol estiman que la temperatura puede pasar de 30 a 60 grados centígrados en tan sólo una hora de exposición continua, por eso os vamos a dar unos consejos para poder evitar ese calor en vuestras caravanas, autocaravanas, campers, o coches.

Evitar el calor dentro de nuestro vehículo

 

Consejos para evitar el calor en los vehículos

Estacionar a la sombra.

Aunque parezca muy obvio asegúrate de dejar el vehículo en  la sombra evitará que la luz del sol entre directamente. Aunque no siempre es posible aparcar el coche en un lugar con toda la sombra posible cerca de donde queremos, pero es preferible buscar un aparcamiento con sombra aunque este a más distancia y tengamos que andar un poquito.

Poner un parasol

Intenta poner parasol en todas los cristales de tu vehículo, un buen parasol hará que los rayos ultravioletas del sol no penetren con tanta fuerza dentro del coche.

Tintar los cristales

El tener los cristales del vehículo tintado evita que entre el calor. Se nota bastante la temperatura.

Proteger el volante

Utilizar un protector de volante para evitar que se caliente mucho y después no lo puedas tocar en un rato.

 

¿Por qué evitar el calor del coche?

El  motivo por lo que es tan importante saber  porque evitar el calor en el coche, es porque mucha gente no sabe que los vehículos que se exponen al sol pueden alcanzar una cantidad de benceno de hasta los casi 4000 miligramos dentro del coche, pudiendo causar graves daños o incluso irreparables sobre la salud de todos los que estén dentro del coche.